WWW.INSTRUCTOR-ITB.ES.TL
TODO LO QUE BUSCAS Y/O PREGUNTAS---EN FACEBOOK.- Instructor Itb

INVENCION Y EVOLUCION DE LOS CARTUCHOS


Invención y evolución deI cartucho








Se denomina cartucho a la carga de pólvora y municiones, o de pólvora sola, correspondiente a cada tiro de un arma de fuego, envuelta en papel o lienzo o encerrada en un tubo metálico, que puede contener solamente la pólvora, o ésta junto con el proyectil, o finalmente, ambos elementos y además el cebo.

CARTUCHOS DE PAPEL
Existen fundados motivos para creer que el cartucho apareció por primera vez en España, donde lo empleo la artillería en al segunda mitad del siglo XVI, dándole el nombre de cachucho, probablemente a causa de llamarse así cada uno de los huecos que en la aljaba servían para contener las flechas.
Ya Bernardino de Mendoza nos dice: “Los artilleros, hacen cachuchos ó sacos para cargar más fácilmente y apresurar las rociadas...” (Teoría y practica de la guerra, Amberes, 1595)
Esta innovación pronto pasaría a las armas ligeras, siendo ,al parecer, las tropas de infantería suecas del rey Gustavo Adolfo las que hacia 1630 introducen el cartucho de papel para cargar sus fusiles.
Este cartucho solo contenía la pólvora, lo que obligaba al tirador a realizar la carga en varios tiempos (introducir el cartucho de pólvora, el proyectil, cebar la cazoleta,...) y, por lo tanto, la capacidad de abrir fuego resultaba sumamente lenta. Había que introducir modificaciones en el cartucho que facilitaran mas la carga del arma, y en principio la cuestión fue solucionada con envolver el proyectil juntamente con la carga de pólvora. Pero esto no aceleró mucho la cuestión, dado que a causa del rayado del anima del cañón había que forzar la bala esférica con la baqueta, teniendo en ocasiones que llegar a golpearla con mazo, función que reducía mucho la velocidad de fuego. Esto se solucionó en parte con la aportación de un francés, el capitán Claudio Minie, quien diseñó una bala cilindrico ojival con base hueca donde se introducía una pieza tronco cónica de madera que al ser empujada por la fuerza de los gases, que produce la combustión de la pólvora, se introducía en la base hueca de la bala haciéndola aumentar de calibre y ajustar al ánima para tomar perfectamente las estrías. Posteriormente los ingleses perfeccionan la bala Minie logrando suprimir la necesidad de la cuña tronco cónica de madera.
El empleo de esta bala facilitó la carga y posibilitó una cadencia de tiro de dos o tres disparos por minuto, pero no era suficiente, había que seguir cebando la llave. El cartucho tenia que seguir evolucionando hasta que se le añadiera el pistón o cebo para tener los tres componentes que permitieran realizar la carga de una sola vez.
En 1799, Edward C. Howard, dio el primer paso al descubrir las pólvoras fulminantes, que podían hacer explosión o prenderse al ser golpeadas. Innovación a la que no se la encontró aplicación hasta que en 1807, el sacerdote escocés Alexander Forsyth inventa la llave de percusión donde utiliza la propiedad de las pólvoras fulminantes de inflamarse al choque. Posteriormente cuando se ve que la idea funciona, una serie de armeros comienzan a perfeccionar la idea hasta que armero ingles Egessinventa el pistón. 
Solo faltaba ya que alguien encontrara la manera de unir el pistón al cartucho, y diseñara un sistema de retrocarga que evite el tener que cargar el arma por la boca de fuego. Y como las cosas complicadas siempre hay alguien que las hace fáciles, en 1836 gracias a Juan Nicolás DREYSE, ven la luz dos grandes inventos que revolucionaran el sistema de carga en las armas de fuego: el fusil de aguja y el cartucho combustible.
El cartucho Dreyse, esencialmente consiste en una envoltura de papel que contiene ya los tres elementos básicos: pólvora, bala y cebo fulminante. Pero con un orden de colocación muy peculiar. El fulminante va situado delante de la carga de pólvora, en el fondo de un taco de madera, sobre el que se asienta una bala deplomo de forma ovoidea; de manera que al disparar la aguja debe atravesar todo el espacio ocupado por la pólvora para incidir en el pistón.
 Cartucho Dreyse
Exceptuando Prusia la mayoría de las naciones consideraron el fusil de aguja y el cartucho Dreyse, un verdadero disparate, pero la realidad se impondría, y nunca mejor dicho, “por las armas”.
El 3 de julio de 1866, en la batalla de Sadowa, los prusianos, mandados por Guillermo I, y los austríacos, a las órdenes de Bernedek, se enfrentaron durante ocho horas. La superioridad del armamento prusiano (el fusil de aguja) fue la causa de las cuantiosas pérdidas experimentadas por los austríacos (60.000 hombres). Esta batalla, y las escaramuzas que la precedieron, pusieron de manifiesto de una manera ejemplar las ventajas que tenían el fusil y la munición desarrollada por Dreyse sobre todos los demás que estaban en uso en el resto de las naciones europeas.
A pesar de la incredulidad de algunos militares que propugnaron la idea de que al combatiente no se le podía dar tanta facilidad de abrir fuego, pues se derrocharía la munición en los primeros momentos del enfrentamiento, la realidad les demostró su necedad. Una nueva era se abría para las armas de fuego y la avancarga tenían sus días contados.
Sin demora, todas las naciones de Europa, comenzaron a cambiar el sistema de carga de sus armas aceptando las ideas postuladas por Dreyse. Se inicia una corriente de progreso para mejorar el sistema, y en esta ocasión será Francia la que coge el relevo.
Con la intención de disminuir la longitud de la aguja, pronto se variaría la colocación del pistón; aparece elcartucho Chassepot que lleva la cápsula iniciadora en el centro de un disco de cartón, que constituye el culote del cartucho; la envoltura es de papel parafinado recubierto con muselina de seda.
 
En este cartucho ya podemos ver una gran semejanza con los actuales, claro está, a excepción de la vaina.
Los cartuchos de papel tenían sus inconvenientes. La falta de resistencia y no resguardar de la humedad a la pólvora que contenían; además de la acumulación de sarro que producen en la recámara, reduciendo el tamaño de la misma e impidiendo introducir un nuevo cartucho sin antes limpiarla, eran los nuevos problemas a solucionar..
En 1836 Casimiro Lefaucheux, basándose en estudios del maestro armero Pauli, idea un nuevo cartucho que solucionará en gran parte los inconvenientes anteriores. Entra en escena el “cartucho de aguja”(“A broche”), con un diseño diametralmente opuesto a los anteriores y técnicamente muy avanzado para su época. Estaba formado por un vaina de cartón reforzada con un culote metálico, donde se sitúaba una aguja percutora exterior que incidía en un pistón situado en el interior del cartucho.







 
La vaina de cartón dilataba en el momento del disparo, ajustándose a las paredes de la recámara e impidiendo el escape de los gases por la misma en el momento del disparo. Dado que la combustión se producía en el interior del cartucho, no se formaba sarro en la recámara, evitando tener que limpiarla a menudo. 
Parecía estar todo resuelto, pero en la práctica no fue así. Este sistema de espiga no dio buenos resultados debido a que el cartucho tenía un gran inconveniente en el peligro que supone la posibilidad de una ignición accidental al golpearse la aguja. En 1846, con la finalidad de evitar la humedad, se modifica el cartucho reformando la vaina que pasa a ser enteramente metálica.
Militarmente no tuvo mucho éxito, y aunque subsistió en armas de caza pronto sería sustituido por un nuevo tipo de cartuchos.
EL CARTUCHO MODERNO

Con objeto de utilizar en carabinas y pistolas de tiro de salón, Flobert desarrolla en 1845,un nuevo cartucho de vaina totalmente metálica (cobre) y escasa potencia. Como este cartucho no contiene carga de pólvora, siendo el fulminante el único elemento que interviene como iniciador y carga de proyección, podemos decir, que lo que hizo Flobert fue darle nueva forma a una cápsula fulminante, aumentándola de tamaño, alargándola y encajándole una pequeña bala esférica de 6 mm en la boca del cartucho. Lo más importante de este cartucho radica en el sistema anular de percusión que serviría de base a los modernos cartucho de percusión anular.
El nuevo sistema consiste en un pliegue hueco, situado en la periferia del culote de la vaina, que además de hacer las veces de tope del cartucho con la recamara, sirve para alojar la sustancia fulminante. El impacto del percutor del arma sobre este pliegue provoca la ignición del cartucho.
Este cartucho seria perfeccionado hacia 1857 por Horace Smith y Daniel WessonEstos dos armeros de Springfield (EE.UU) lanzan al mercado su revólver modelo nº 1 el “Frist Issue Revólver”, recalibrado para un nuevo cartucho, el . 22 Short (.22 Corto).Considerado como el primer cartucho moderno, el .22 Corto, fue desarrollado a partir del cartucho Flobert. Básicamente lo que hicieron los avezados armeros, fue añadir al cartucho una pequeña carga de pólvora negra, que le proporcionó más potencia, y cambiar la forma del proyectil, dándole forma ojival.
La bala seguía siendo de plomo y del mismo diámetro que la vaina, sujetándose a ésta mediante un pequeño pliegue embutido en la base del proyectil y dejando al aire la mayor parte de la misma y su revestimiento lubricante (bala de talón o lubricada exteriormente).
El éxito rápido y sin precedentes tanto del arma como de este pequeño cartucho, hizo que se diseñaran cartuchos de fuego anular más potentes y de mayor calibre. Llegando a fabricarse calibres como el .44 Henry, o el que sería uno de los cartuchos de ignición anular más eficaces y potentes durante la Guerra de Secesión de los EE.UU., el 56 – 56 Spencer.
Daba la impresión de sería el sistema definitivo; pero, al ir aumentando la potencia de los cartuchos y comenzar a utilizar las pólvoras sin humo (más potentes), aparece un gran defecto en el sistema de ignición. El problema radica en la necesidad de que el grosor del latón que forma el pliegue del culote del cartucho tiene que ser muy fino para permitir que la mezcla detonante pueda ser sensible al impacto del percutor lo que hace que la resistencia del cartucho sea muy limitada, y consecuentemente no pueda admitir mucha carga de pólvora, restando potencia al cartucho. A la postre, ante la imposibilidad de solucionar el defecto, haría que en este tipo de cartucho solo subsistieran los pequeños calibres (.22 Sort ; .22 Long ; .22 Long Rifle; 22 “Wilcat” Long Rifle; 22 Winchester Magnum; 5mm Remington Magnum).
Intentando solucionar el problema de los cartuchos anulares, en los Estados Unidos, el coronel Berdan, diseña un nuevo cartucho donde el fulminante está situado dentro de una cápsula de percusión que se aloja en un orificio practicado en el centro de la base del culote de la vaina, motivo por el que, para distinguirlos de los de percusión anular, serán denominados de percusión central. Este cartucho se fabrica mediante embutición, y tanto las paredes como el culote de la vaina pueden tener un mayor grosor que permite soportar mayores presiones que darán mayor inercia a la bala, aunque esta sea más pesada y de mayor calibre.
Por esta misma época, en Inglaterra, Edward Boxer patenta un cartucho de percusión central cuyo procedimiento de construcción es más sencillo y económico. La novedad consiste en fabricar la vaina mediante una fina lámina de latón, que se enrolla alrededor de un molde metálico.
 
 El cilindro a sí obtenido, se ajustaba posteriormente a un culote metálico que contenía la cápsula detonadora. No hay duda que resultaba más fácil y más barato la construcción de la vaina pero, no prosperaría la idea, dado que la lámina de latón enrollado tendía a separarse de la base (culote) producendo gran numero de interrupciones en el arma. Por si esto fuera poco, las vainas fabricadas mediante este sistema, no se prestan a ser recargadas y poder utilizarlas varias veces.
Este tipo de cartuchos Boxer sólo fueron empleados en Inglaterra, principalmente en fusiles (Snider y Martini-Henry), pero también hay que mencionar su utilización en algún arma corta como los revólveres Webley calibre .442 (fabricados en 1868 para la Real Policía Irlandesa).
Dejaremos pasar un poco de tiempo y algunas experiencias fallidas o desechadas, para situarnos en el año 1873. En el Arsenal de Frankford, Filadelfia (EE.UU), con la intención de desarrollar un nuevo cartucho, se procede a experimentar con una serie de cartuchos de los diferentes sistemas utilizados por aquellos días. Básicamente, de esa experiencia, saldría lo que sería el tipo de cartucho que hoy conocemos, y cuyo concepto básico ha variado muy poco.
No quisiera finalizar este recorrido en el tiempo sin citar algunas experiencias muy singulares.
La primera de ellas fue la bala Hunt. Patentada en 1848, consistía en un proyectil hueco repleto de pólvora, y cerrado en su parte posterior con un disco de cartón dotado de un pequeño orificio para permitir la ignición de la carga.
Estaba diseñada para utilizar en armas de avancarga, y de hecho fue utilizada en el “Salvaje Oeste”, por mas de uno, para cargar su arma.
Este sistema no tuvo mucha aceptación y fue desechado, pero en 1965, en los EE.UU, la firma californiana MBA Associates, presenta su pistola Mark I, arma que utiliza un nueva munición basada en la bala Hunt, la Gyrojet.
Otra experiencia dotada también de un sistema muy peculiar de ignición, fueron los cartuchos de percusión central interior. Estos sirvieron de transición entre los anulares y los centrales exteriores. A simple vista, por fuera, son idénticos a los de percusión anular, y para poder diferenciarlos tendremos que fijarnos en las estampaciones o marcas de fábrica que llevan en la base del culote; como norma general, la mayoría de las veces, los de fuego anular llevan la estampación en el centro, mientras que los de percusión central interior la llevan en la periferia.
Sin embargo, interiormente el sistema esta compuesto de un pistón fijado a la base interior del culote, mediante un alambre que encaja en el pliegue donde, en los cartuchos anulares, va la substancia fulminante.
Mas recientemente, tenemos el cartucho “Trounds”. Diseñado en 1958 por David Dardick, se decía que estaba desarrollado para ser utilizado en armas factibles de ser empleadas en el interior de aviones. La vaina triangular deeste cartucho, primeramente se fabricó en aluminio, pero posteriormente paso a ser realizada en Fortiflex (plástico polietileno). Dardick desarrolló varias pistolas en torno al “Trounds”(Dardick.38 Series 1100, 1500 y 2000).
Como broche final, nos resta mencionar el cartucho combustible desarrollado en
1983, por la H&K para el fusil “G-11”.
Lo más destacable de ésta munición de reducidas dimensiones (34 mm de longitud), es la ausencia de vaina y su forma rectangular. Todos los componentes del cartucho, a excepción del proyectil, son combustibles, no dejando residuos en el arma. La bala ojival de forma puntiaguda y calibre 4,7 mm, conserva su velocidad a larga distancias,ofreciendo una penetración en profundidad a distancias superiores a los 600 m





LOS PRIMEROS CARTUCHOC DE LATON DE ESCOPETAS 


Recarga kit para 16 cartuchos de escopeta calibre PinFire

16-01.jpg (72358 octetos)


Cómo funciona

IMG_3121.jpg (8962 octetos)   IMG_3122.jpg (6959 octetos)

Un elemento muy innovador de este kit es el titular de pistón roscado. Un enorme pieza de latón que se puede utilizar casi infinitamente.


IMG_3893.jpg (25749 octetos)


IMG_3894.jpg (6900 octetos)      IMG_3895.jpg (7038 octetos)

El kit básico se suministra con un tornillo largo en el que se puede fijar el soporte de tapa.Deslice la tapa de dulce en el soporte de tapa con la abertura de la tapa hacia el pequeño orificio (orificio del pasador) perforados en el soporte.


16-02.jpg (55796 octetos)

La parte inferior interior de la caja (foto izquierda arriba) tiene depresión circular, o zona de estar, para alojar el soporte de tapa.


IMG_3897.jpg (14040 octetos)

Utilizando el tornillo largo como mango, coloque el soporte de tapa en su alojamiento en el caso. A continuación, gire el tornillo en sentido horario hasta que el orificio del pasador de soporte se alinea con el orificio de caso.



IMG_3133.jpg (18493 octetos)         IMG_3898.JPG (20566 octetos)

Tenga en cuenta que la cápsula fulminante DEBE estar al ras con el soporte. Si permanece más allá del borde del titular, como se muestra arriba a la izquierda, el orificio del pasador de soporte y el orificio del pasador caso no se alinean perfectamente, y que tendrán grandes dificultades para entrar en el percutor (quizás incluso será imposible).


IMG_3899.jpg (22018 octetos)


Insertar la aguja percutora a través del orificio caso en el agujero del soporte de tapa, y conducirlo dentro hasta que su extremo puntiagudo se apoya contra la parte inferior de la tapa.


IMG_3900.jpg (14800 octetos)

Casquillo de percusión y percutor instalado

El titular de tapa está retenido en el fondo de la caja por el percutor. Desenrosque la varilla roscada desde el soporte de tapa, y llenar el caso con la cantidad correcta de polvo negro.


IMG_3906.jpg (19522 octetos)


Con una taza de medición específica, vierta aproximadamente 4,00 a 4,50 gramos de polvo negro (grueso a fino granulado - FG para fffg) en la carcasa. La buena elección de granulación en polvo negro será el resultado de experimentar diferentes cargas con su propia arma.


IMG_3909.jpg (11737 octetos)          IMG_3911.jpg (9118 octetos)


Cuando se carga el polvo, deslice un taco shell (preferiblemente del tipo engrasado) en el caso, y conducirlo hasta apoyarse contra el polvo. Usted no debe dejar ningún espacio de aire entre el polvo y el fajo.

Polvo Negro viene en cuatro granulaciones. Siendo Fg el más grueso (más lento para quemar), y FFFFg ser el mejor (más rápido para quemar). Va a encontrar los mismos grados en las siguientes etiquetas: 1fg a 4FG o 1F 4F

¡Advertencia! A partir de ahora, un golpe suficiente en el pasador puede encender el cebador y el polvo.

La ley federal permite a las personas no autorizadas a poseer no más de 50 libras de polvo negro fabricado comercialmente para el uso de armas de fuego o réplicas de antigüedades y reproducciones de armas de fuego antiguas para la caza, deportivas o sólo con fines culturales. Cualquier otro uso del polvo negro es un delito grave. Las ordenanzas locales pueden restringir más la posesión y almacenamiento de polvo negro, es su responsabilidad conocer y obedecer las leyes y reglamentos locales.


IMG_3914.jpg (18925 octetos)


Ahora que el taco shell se ha colocado por encima del polvo, la punta de unos 28 gramos de perdigones de plomo del tamaño que desee en el caso. El nivel superior de las pastillas no debe ir más allá de la primera serie de agujeros de sellado.

 

IMG_3915.jpg (17329 octetos)     IMG_3917.jpg (12447 octetos)


Inserte ahora un fajo sellado más fino encima de los perdigones de plomo. Empuje hasta alcanzar el nivel justo por debajo de la primera serie de agujeros de sellado.


IMG_3919.jpg (12815 octetos)   IMG_3920.jpg (18612 octetos)

Inserte dos palillos de dientes a través de los dos juegos de agujeros de sellado con el fin de obtener una cruz que evitará que el fajo de sellado para salir de la caja. Cortar los palillos de dientes a ras de la cara externa de la caja.


16-03.jpg (35947 octetos)

La longitud total es de unos 2.579 casos pulgadas

Usted tiene ahora una cáscara de caza listo para ser utilizado. Tenga en cuenta que debido a la alta calidad y el espesor del metal estos depósitos son prácticamente útil, si no para siempre, al menos por numerosos disparos.


IMG_3890.jpg (40547 octetos)

IMG_3892.jpg (45805 octetos)

Ahora Estás listo para una partida de caza agradable, y el juego, en esta ocasión, tendrá más de una oportunidad justa para pasar. Este es un deporte real.


 

Basic uno 16 kit calibre calibre shell

IMG_0850.jpg (44774 octetos)

Incluye una caja de latón, un soporte de tapa, un percutor y un tornillo largo, un gran fajo engrasado y un fajo sellado delgada. La longitud total es de unos 2.579 casos pulgadas


Un cartucho es un conjunto formado por un recipiente metálico o plástico llamadovaina o casquillo, la bala, la pólvora y el fulminante. Esto último en cuanto a los cartuchos metálicos. Los cartuchos semimetálicos (de escopeta), cuando cargan perdigones o postas, alojan un taco entre la pólvora y los proyectiles.



Una escopeta (término de origen italiano: schioppetto) es un arma de fuego, de ánimalisa o rayada, de mano, y que se sostiene contra el hombro, diseñada para descargar varios proyectiles (pequeñas balas, municiones conocidas como perdigones) en cada disparo.

Se trata de un tipo de arma ligera utilizada sobre todo en caza menor, en particular para aves, conejo, liebre, o en competiciones de tiro al plato. Las escopetas utilizadas en la caza mayor o destinadas a usos de policía o propósitos militares emplean cartuchos con una única posta de punta cónica (cartucho Brenneke) o con perdigones de mayor tamaño.


Era un diseño completamente nuevo, inicialmente estando disponible solo en calibre 20 (escopetas de calibre 12 y 16 solamente estuvieron disponibles en 1914). La Modelo 12 fue la primera escopeta de corredera con martillo oculto exitosa producida. Su depósito tubular era alimentado a través de la parte inferior del cajón de mecanismos y expulsaba los cartuchos disparados hacia la derecha. Dependiendo del particular tope de madera instalado en el depósito, pueden cargarse dos, tres o cuatro cartuchos. El depósito contiene seis cartuchos del 12 cuando no emplea el tope. Con piezas forjadas y mecanizadas, el principal motivo para cesar su producción en 1963 fue que era demasiado costosa de producir a un precio competitivo. La principal competencia en aquel entonces venía de la mucho más barata Remington Modelo 870, que había sido introducida en 1950. La mayoría de las "modernas" escopetas Modelo 12 fabricadas después de la década de 1930 solamente estaban calibradas para cartuchos de 2¾ pulgadas, aunque algunos modelos especializados como la Heavy Duck Gun Model 12 estaban calibradas para cartuchos 3" Super Speed y Super X, básicamente un 3" Magnum. Sin embargo, algunas de las primeras escopetas Modelo 12 calibre 16 fueron calibradas para cartuchos de 2 9/16 pulgadas, las escopetas calibre 12 tienen recámaras de 2⅝ pulgadas y las calibre 20 tienen recámaras de 2½ pulgadas. Para aumentar la confusión, algunas de estas primeras Modelo 12 han sido modificadas, con sus recámaras alargadas para aceptar cartuchos de 2¾ pulgadas, mientras que otras conservan la longitud de fábrica en sus recámaras. Se recomienda una cuidadosa inspección por parte de un armero para determinar si es seguro o no disparar un moderno cartucho de 2¾ pulgadas en una vieja escopeta Modelo 12.

La Winchester produjo ejemplares conmemorativos después de 1963 hasta el 2006, ofreciéndolos a través de ofertas especiales dedicadas a coleccionistas de armas, pero la escopeta Perfecta Repetidora nunca fue vuelta a producir en masa después de 1963. La Winchester anunció el cierre completo de la línea de producción en enero del 2006, poniendo fin a la larga e ilustre carrera de la Modelo 12 tras 95 años.

 

Las escopetas, en combate, al disparar proyectiles múltiples, es decir, una "nube" de perdigones a la vez con cada disparo, permiten acertar con facilidad a corta distancia, aunque sea con parte de los perdigones, siendo un impacto de lleno, demoledor. El poder de detención de un disparo a corta distancia es enorme. Al ir "abriéndose" la nube de perdigones se puede acertar a más de un blanco a la vez, si están juntos, a dos a unos 15 m y a 3 a unos 35 m. La dispersión de los perdigones, y la rápida pérdida de velocidad, hacen que pierda eficacia rápidamente a más de 50 m.


 

A diferencia de otras armas, el calibre de la munición de una escopeta normalmente no se mide en milímetros o centésimas/milésimas de pulgada. Se usa un sistema de pesos, de tal forma que el número refleja la cantidad de esferas iguales que pueden obtenerse con una libra de plomo, y cuyo diámetro coincide con el interior del cañón. Como es lógico, a menor número, más grande es el calibre. Por ejemplo, un calibre 20 significa que de una libra de plomo se pueden hacer 20 esferas, mientras que de un calibre 10 solo puedes sacar 10, por lo que el 10 es el doble de grande que el 20. Naturalmente, el tamaño de los perdigones que se cargan en el cartucho nada tienen que ver con el calibre. El calibre más común para caza y combate es el 12, siendo el 20 y el 10 otros bastante usados. También existen otros calibres, pero son minoritarios. Aunque al paso del tiempo se puso de moda el cal.16 utilizado en caza menor.

Hasta la primera mitad del siglo XIX se utilizaba el término escopeta para referirse a las armas para caza de pájaros o aves.

El disparo de una carga de perdigones en la caza menor ya se mencionaba en las leyes inglesas en 1549, pero este tipo de armas no alcanzaron su expansión hasta los albores del siglo XVII. Hasta el final del siglo XVIII, la mayoría de las escopetas tenían un único cañón. Algunas mejoras en la ignición permitieron reducir la longitud y el peso de estas armas, lo que hizo posible la fabricación de armas de dos cañones (uno al lado del otro), y popularizó la caza de aves en vuelo.

Como consecuencia de los avances en la fabricación de todo tipo de armas hasta la mitad del siglo XIX, las escopetas sufrieron algunas mejoras. En este periodo se perfeccionó el cañón agolletado, que hace que la boca del cañón sea más estrecha, de forma que los perdigones se mantienen más juntos en distancias largas. Más adelante se redujo la longitud del cañón hasta las magnitudes habituales de nuestros días, de 5 a 8 dm.

En 1880 aparecieron las escopetas de repetición de un solo cañón, pero se popularizaron con lentitud. Sin embargo, hoy constituyen la mayoría de las escopetas comercializadas. Entre éstas está la Maverick 88. Además de las escopetas tradicionales de un cañón o de dos cañones yuxtapuestos, que no han cambiado en el siglo XX, existen también las escopetas semiautomáticas y de corredera.

 




YUXTAPUESTOS

Empleo policial y militar]

Las restricciones de longitud mínima y longitud del cañón solamente se aplican a las armas civiles. Las Fuerzas Armadas y los departamentos policiales pueden emplear escopetas con cañones cortos, por lo que los principales fabricantes ofrecen modelos especiales con cañones de longitudes situadas entre los 25 y 36 cm (10 y 14 pulgadas) como "escopetas anti-disturbios" o "escopetas de combate" para ser empleadas en zonas con espacio restringido. Estos modelos son generalmente llamados "escopetas de entrada" debido a que son empleados para entrar en edificios, donde el tamaño reducido y la facilidad de maniobra son más importantes que la capacidad de cartuchos de una escopeta más larga. Las escopetas muy cortas también pueden emplearse para forzar puertas con cartuchos especiales, los cuales están cargados con una masa de polvo metálico y cera, aunque un cartucho cargado con postas o perdigones también sirve para el mismo propósito. Para forzar una puerta, la escopeta debe situarse cerca de la cerradura a una distancia de 0 - 5 cm (0 - 2 pulgadas) y dispararse hacia abajo en un ángulo de 45 grados entre la cerradura y el marco de la puerta. Tras penetrar la puerta, los fragmentos de masa se dispersan rápidamente y al ser disparados hacia abajo, se reduce el riesgo de herir a quienes se encuentran al otro lado de la puerta forzada. Las escopetas de entrada empleadas por la policía y las Fuerzas Armadas pueden tener cañones tan cortos como de 25 cm (10 pulgadas), muchas veces teniendo un pistolete en lugar de una culata completa. Algunos modelos emplean una extensión especial en forma de taza sobre la boca del cañón, para reducir aún más el riesgo de heridas causadas por esquirlas al tirador. Ya que solamente se disparan un par de cartuchos, cualquier escopeta con capacidad de tres cartuchos puede ser recortada y empleada como una escopeta de entrada.

SEMIAUTOMATICA 
UN SOLO CAÑO  RECORTADA

Una escopeta recortada es un tipo de escopeta con un cañón más corto y, en la mayoría de casos, la culata acortada o eliminada.

Las escopetas recortadas están sujetas a varias restricciones legales según cada país o jurisdicción. No siempre han sido herramientas de criminales, estas armas fueron y siguen siendo empleadas por Fuerzas Armadas y agencias policiales alrededor del mundo.

 

Longitud del cañón y dispersión de los perdigones]

El acortamiento de la longitud del cañón de una escopeta no afecta significativamente el patrón de dispersión de los perdigones, solamente si este es reducido a menos del 50% del patrón de dispersión original.9 El patrón es principalmente influido por el tipo de cartucho disparado y el choke, o estrechamiento que normalmente se encuentra en la boca del cañón de una escopeta. Al cortar el extremo del cañón se retira el choke, que generalmente solo se extiende unos 5 cm (unas 2 pulgadas) hacia adentro desde la boca del cañón. Esto produce un cañón con ánima cilíndrica, que causa la más amplia dispersión hallada generalmente en los cañones de escopeta. Para un patrón de dispersión aún más amplio se pueden emplear "chokes esparcidores" especiales o "cargas esparcidoras", los cuales son diseñados para ampliar el esparcimiento de los perdigones.


Y DE CARTUCHOS ESPECIALES ELECTRICOS Y/O EXPLOSIVOS 



EXPLOSIVOS

Características Principales:

  • Color TASER-Yellow™ (Amarillo) para fácil identificación
  • Escopeta optimizada para uso con cartuchos TASER XREP RL
  • Tecnología de llave radial (Radial Key™)
  • Basada en escopeta marca Mossberg® 500 de acción a bomba
  • Incluye riel Picatinny


LANZA CARTUCHOS ELECTRICOS A MAS DE 100MTS. CON UNA

 POTENCIA DE MAS DE 1000VOLT, PARA PARALIZAR DELINCUENTES  USO INSTITUCIONES ARMADAS Y FUERZAS DE SEGURIDAD ..Nos gustan los tasers calibre 12/70 . Nos encantan, de hecho. Pero reconozcámoslo; aunque el número de electrodos friéndote por dentro es directamente proporcional a la diversión implícita del

 cacharro, las pistolitas disponibles hasta el momento parecen de juguete. Taser International está resulta a solucionar este problema, y para los policías que necesitan ese toque machote, ha creado un cartucho del calibre 12 sin una sola posta, pero con todo el dolor de siempre. El proyectil, denominado XREP por la compañía, despliega dos aletas tan pronto como deja el cañón, y una vez impacta contra el pobre diablo que se encuentre en el punto de mira, envía una descarga eléctrica insufrible a través de cuatro pequeñas púas durante 20 segundos, incapacitando al sujeto en el acto (vídeo -superlento en estos momentos-). 

La escopeta TASER X12 incluye la tecnología de llave radial (Radial Key™) para prevenir que ésta dispare cartuchos calibre 12 normales, lo cual reduce la posibilidad del uso accidental de municiones letales en un sistema diseñado para ser no letal. Actualmente, ningún otro sistema en el mercado está diseñado para prevenir que el operador utilice cartuchos letales sin ser ésta su intención. Además, incorpora un barril especial que optimiza el desempeño del cartucho XREP, el cual hace que el cartucho giro en el aire de manera que asegura la mayor distancia posible con alta estabilidad y exactitud.



 

No te olvides de darle link up a la mano si te gusta. . Graciasssssss